ESTAMOS CON USTED LAS 24 HORAS 365 DÍAS AL AÑO

El funeral es un ritual importante, independientemente de lo modesto o costoso que sea el mismo. De ahí la conveniencia de permitir llevar las riendas a una funeraria para que le guíe a través de un proceso de coordinación dejando al Director Funerario que se encargue de todos los detalles del funeral, brindando así al familiar una sensación de seguridad de que todo está arreglado y saber que no está solo, ayudándole ello a compartir su dolor con seres queridos y amigos.

A diferencia de la mayoría de las actividades que realice un Director de Funeraria, la coordinación y planificación de un funeral a menudo se efectúa en un momento muy emotivo ya que el familiar está experimentando algunos de los síntomas más comunes de la aflicción. Puede encontrarse negándose en un principio a creer que un pariente ha muerto, o puede sentirse aturdido como un espectador observando los acontecimientos.

Debemos comprender que los síntomas de la aflicción es la manera en que la naturaleza protege al familiar, aislándole de lo que está ocurriendo en la realidad para facilitarle el ajuste del duro golpe emocional que ha recibido.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.